6 abr2019
Adiestramiento - Conducta - Educación

O previniendo la protección de recursos.
La protección de recursos es el término técnico para referirse a la posesividad del perro sobre algo que desea. Los humanos aprendemos desde pequeños que es necesario compartir. Por lo general, esperamos que los perros comprendan esto y creemos que deberíamos ser capaces de manipular los juguetes y la comida del perro con normalidad. Pero la conducta de proteger sus cosas favoritas es completamente natural para el perro.
¿Qué es la protección de recursos?

Si el perro gruñe cuando alcanzamos su juguete masticable, no está siendo malo. Simplemente se está comportando como un perro. Aun así, es completamente posible enseñarle al perro que está bien compartir.

¿Por qué enseñarle al cachorro a compartir?

Para seguridad de todos. La posesividad es normal para los perros, pero es más seguro que pueda tomar su comida o Kong® cuando necesite hacerlo.

 

Cosas que los perros suelen proteger

Platos de comida (llenos o vacíos)                                            Juguetes chirriadores, peluches

Huesos, orejas de cerdo,                                                             Camas

Pelotas de tenis                                                                             Jaulas

Kongs® (en especial los rellenos con comida)                      El mejor lugar del sillón

 

¿Cómo trabajar sobre la protección de recursos?

Ejercicio 1. Alimente al cachorro con la mano por un par de días. Siéntese con el cachorro mientras este come. Ponga un puñado de alimento para perros en el plato. Cuando el plato esté vacío, eche otro puñado hasta que se haya comido todo.

Ejercicio 2. Mientras el cachorro está comiendo, acérquese a su plato y arroje un pequeño premio al suelo o en el plato de comida. Esto le enseñará a sentirse bien con su cercanía al plato de comida.

Cuando el cachorro menee la cola o lo mire expectante mientras se acerca al plato de comida, pase al Ejercicio 3.

Ejercicio 3. Acérquese al plato de comida del cachorro, retírelo, ofrézcale algo mejor que lo que estaba comiendo, y luego devuélvale el plato. Esto le enseñará a esperar con ansias a que le quite el plato de comida.

.

Consejo de adiestramiento: Cada vez que recoja el plato de comida del cachorro, ya sea para rellenarlo o limpiarlo, ofrézcale un premio.

Resolución de problemas: Si su cachorro toma algo que usted no quiere que tenga, no se lo quite inmediatamente. En lugar de ello, busque un premio sabroso. Dígale, “Déjalo,” y ofrézcale el premio a cambio del objeto prohibido. Esto prevendrá los forcejeos en el futuro.

10