19 oct2016
0 Comentario
Adiestramiento - Conducta - Educación

2016-10-19 09.41.42

¿Qué es?

Una estrategia de adiestramiento y educación que utiliza las situaciones cotidianas para recompensar los buenos modales y practicar la obediencia, sin destinar un tiempo especial para la práctica.

La aplicación del protocolo Nada es gratis es muy sencilla. El perro debe trabajar para obtener lo que sea que desea. A partir de ahora, las puertas no se abren porque sí; las pelotas no se lanzan tan fácilmente. Para estos, y otros innumerables privilegios, pídale al perro que diga “Por favor” sentándose, echándose, girando o ejecutando cualquier otro truco que conozca.

Con esta estrategia, tanto usted como el perro ganarán. Usted obtendrá a un perro educado y bien entrenado y él conseguirá lo que desea (una caricia, que lo suelten en el parque, premios). Lo que, es más, estará sentando las bases para disfrutar de una relación placentera para toda la vida, lo que normalmente llamamos “Normas de convivencia”.

¿Cómo utilizarlo?

Paso 1. Haga una lista de todas las cosas que a su perro le gustan o disfruta.

Paso 2. Considérelas a todas como una oportunidad de adiestramiento y pídale al perro una conducta de obediencia o truco que quiera fortalecer.

Paso 3. Ofrézcale lo que desea como una recompensa por esa conducta.

Paso 4. Repita, cuando sea posible, en cualquier lugar.

¿Cuándo utilizarlo?

Antes de jugar con una pelota, disco, cuerda, etc.

Antes de entregar un juguete.

Antes de poner el plato de comida en el suelo.

Antes de abrir una puerta.

Antes de sujetar la correa al perro para dar un paseo.

Antes de soltarle la correa al perro en el parque.

Antes de subirlo o bajarlo del coche

Antes de permitirle al perro sentarse en el sofá con usted.

De este modo, conseguiremos un perro más estable emocionalmente, capaz de controlar sus impulsos y de regular su estrés, no es trabajo solamente, debemos convertirlo en un juego beneficioso para todas las partes.

Deja un comentario