17 sep2017
Conducta

EJERCICIO

Papis, estoy aburrido
Los perros son muy similares a los niños. Si no les damos algo entretenido para hacer, inventarán su propia forma de divertirse, y a menudo, no de la forma que nosotros aprobaríamos.

Proporcionemos al perro gran cantidad de ejercicio mental y físico y tendrá un perro más feliz, más saludable y con mejor comportamiento. Los perros que hacen ejercicio ladran menos, mastican menos, duermen más y se relajan con más facilidad si se quedan solos en casa. También son menos propensos a escarbar en la basura o atacar los cojines del sillón.

¿Qué hay de los paseos con correa?

Los paseos con correa son excelentes para la estimulación mental, debido a toda la información sensorial que estos les proporcionan, pero no cuentan como ejercicio físico. El perro necesita correr, nadar, o hacer algo más que estimule su corazón, al menos por 30 minutos al día.

Ejercicios para el cuerpo

Perseguir pelotas, frisbee. Nadar. Jugar al tira y afloja. Juegos enérgicos con otros perros. Correr sin correa o caminar.

Ejercicios para la mente

Trabajar para comer. Desde el punto de vista biológico, el perro no está diseñado para tener un plato de alimento frente a él. Es un cazador por naturaleza, hecho para trabajar por su sustento. Imita esto sirviéndole el alimento en un Kong® o pelota dispensadora de premios, esconder montoncitos en la casa. El perro pasará parte del día tratando de averiguar cómo sacar la comida, buscando, y el resto recuperándose del esfuerzo mental. ¡Perfecto!

Juguetes en cantidad. Los juguetes son una excelente forma de estimular la mente del perro. Ellos tienen preferencias individuales por los juguetes, dependiendo del día, la hora y la situación. Investigue y descubra qué es lo que divierte a tu perro.

Los mejores juguetes son los que tienen un propósito. Entregan comida, implican un desafío, o de alguna forma se convierten en algo interesante. Algunos juguetes clásicos para tener en consideración: juguetes de cuerda, juguetes de felpa (con o sin pitido), pelotas dispensadoras de comida, juguetes de goma blanda (vinilo) y juguetes de caucho como los Kongs®.

Una vez que haya hecho una buena selección, desarrolle una estrategia. Elija un juguete preferido para utilizar únicamente cuando el perro está solo, cuando necesite dejarlo en casa,  o  en una habitación. Luego, vaya variando los juguetes diariamente para mantener la novedad.

 

tics-1

Anterior Siguiente